Calabozada por pedir

Inicio / Noticias / Calabozada por pedir

Un ciudadano pide una subvención y antes de que se la concedan se le detiene en prevención de que le lleguen a dar el dinero y lo utilice para otros fines.

El articulo 308 del Código Penal castiga al que obtenga subvenciones por más de 120.000 € falseando los requisitos para obtenerlas o alterando el destino de la subvención concedida. Parece claro ¿no?. Así que, ¿se podría pegar una calabozada a alguien por el mero hecho de solicitar una subvención (sin llegar a obtenerla) por cantidad desconocida (aunque sea menor de 120.000 €) para evitar que si llegan a concederla utilice el dinero con otros fines?. Pues el “encalabozador” piensa que si.